viernes, 2 de septiembre de 2016

FLAMA

Soy flama                
Déjame quemarte cual cruel fogata,
Déjame pasar con mi lengua de víbora
cada poro tuyo cada madrugada.
Déjame encender tu piel que me clama,
Que quiere tenerme,
Que quiere su flama.
Déjame pasar con mi lengua de fuego
cada pliegue tuyo lleno de deseo.
Déjame abrasarte cada noche en llamas,
Déjame apagarme con tu llamarada,
Con tu chorro tibio báñame completa,
Apaga mi espíritu de piernas abiertas.
Entra en el volcán de mi sexo hirviente.
Y se tu mi dueño, mi Dios de la muerte.